Dónde estudiar Musicoterapia en España

By Cecilia Barrios | Lo que me motiva

Jun 23

Dónde estudiar musicoterapia en España

Por Cecilia Barrios, Musicoterapeuta, Publicista, Prof. de Música, Terapeuta Gestáltica

¿Qué contiene este post?

  1. ¿Dónde estudiar Musicoterapia en España?
  2. Definición de Musicoterapia
  3. La musicoterapia en España
  4. Estudiar Musicoterapia Online o a distancia
  5. Sobre mis Cursos de Musicoterapia Práctica
  6. Otras Opciones Complementarias 
  7. Conclusión:
       a. La Sensatez

1. ¿Dónde estudiar Musicoterapia?

¿Dónde puedo estudiar musicoterapia en España?, ¿Cuál sería según tu opinión la mejor opción?, son dos preguntas que mis alumn@s me hacen bastante a menudo; y de allí la idea de escribir sobre este asunto.

Voy a responder a esta pregunta lo más objetiva y clara posible a lo largo de este Post; aunque previamente me gustaría reflexionar y detenerme un poco en la definición de musicoterapia para desglosarla  en pequeños fragmentos e ir un poquito más allá en el cuerpo de esta profesión.

En musicoterapia son muchas las definiciones que pueden aclarar y dar fundamentos de peso, (más que probados científicamente), a todas aquellas personas que están buscando de una manera u otra, utilizar la música como terapia musical, dentro del entorno en que se encuentra.

Yo, para mi cometido, voy a tomar como referencia, la definición que por norma general suele utilizarse y es la que nos entrega la Federación Mundial de Musicoterapia.

No obstante en la revista online www.lamusicoterapia.com tienes una selección de varias definiciones que vienen de distintas entidades y musicoterapeutas profesionales que son igualmente válidas e interesantes, y que pueden ayudarte a entender la diversidad de miradas que existen, y así poder ubicarte en la que más te resuena.

Revista online independiente dedicada a la difusión, visibilidad y creación de espacios con música y musicoterapia para todas las personas!

Donde estudiar musicoterapia en España

2. Definición de Musicoterapia:

Veamos que dice:

Primera Parte de la Definición:

“La musicoterapia es la utilización de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) …

Deteniéndome aquí, nos encontramos con el primer objeto de estudio. “La Música y sus elementos”. Estudiar música es un proceso. Requiere de tiempo, repetición, esfuerzo y dedicación, tanto para interpretar un instrumento, como para enseñar a otros. Si necesitas y/o quieres tener consciencia de lo que estás ofreciendo.

Pongo un ejemplo práctico:

En el ensayo de todo instrumento, mediante el avance natural de los años de estudio, sumado a los ejercicios técnicos y la repetición, día a día, horas tras horas,la persona va desarrollando habilidades, casi,sin darse cuenta, que no sólo le sirven para ejecutar técnicamente el instrumento y convertirse en educador o músico; sino que trae intrínseco una serie de valores y conceptos que le servirán también para desenvolverse en su propia vida, y en su relación vincular con otros, y ni que hablar de la estimulación que le está ofreciendo a ambos hemisferios de su cerebro, al mismo tiempo. (Poca cosa)

Lo que veo de forma reiterada en los años de trabajo que llevo tanto como educadora musical y musicoterapeuta, es que estas habilidades no suelen ser señaladas con detenimiento, ni tampoco trabajadas en profundidad, para que la persona tome consciencia de la gran capacidad innata que trae, y de cómo tiende a autosabotearse, coartando él/ella misma su propia energía creadora.

Llegando en casos extremos a un total abandono:

Cuántos músicos valiosos se encuentran por allí en las calles tocando por la moneda del día, hasta descuidando su higiene personal, o cuántas personas han estudiando la carrera completa de música, abandonando después definitivamente la música, por creencias completamente erróneas. 
Creencias que se inculcaron precisamente por sistema educativo severo, autoritario y basado en el error y no en la valoración positiva de las capacidades propias de las personas.

Además, se manifiesta como característica bastante repetitiva, una cierta urgencia de adquirir resultados de forma casi inmediata. Algo así como despertarme tocando un instrumento y ser músico/a, sin la menor consciencia de lo que implica el aprendizaje de un lenguaje puro, propio, complejo y a su vez tan generoso en todos sus componentes: ritmo, melodía y armonía y desde múltiples miradas, no sólo la técnica.

También es posible conjugar técnica, con trabajo personal y de autoconocimiento, simplemente para afinar aún más nuestro propio instrumento.

Para mí, la música es pura generosidad. Si ponemos luz a todas las bondades que nos ofrece, aprender música y a vivir con la filosofía y valores que la música nos provee, podríamos darnos cuenta del gran avance que hacemos como especie, si no nos vencieran nuestras propias resistencias a sostener la frustración, los silencios, el vacío, el aburrimiento, la falta de atención y las interrupciones que nos autogeneramos.

Y aquí entra en juego otra profesión que se ocupa justamente, de todos estos malos hábitos. creencias limitantes, bloqueos, pasiones, etc. que arrastramos nosotros, los neuróticos. 😉

Y entonces, aquí, añado el otro fragmento que define a la musicoterapia. Si te has perdido vuelve arriba y une las partes. 🙂

Segunda Parte de la Definición:

...por un musicoterapeuta cualificado, con un paciente o grupo, en el proceso diseñado para facilitar y promover comunicación, relación, aprendizaje, movilización, expresión, organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. (...Guau... respira...)

Y aquí aparece la palabra terapia, la cual, implica el estudio de otra carrera en sí misma y que más allá de la variedad de corrientes y enfoques que existan, persiguen un fin específico, que es el de acompañar, ayudar a una persona y/o grupo, a conseguir bienestar y salud en su camino de crecimiento.

Entonces, como puedes ver, la musicoterapia es la fusión de estas dos carreras en sí mismas que tienen un cuerpo teórico propio y fines en un punto dado, muy diferentes.

Esto, por naturaleza ya te hablar de un proceso, de un espacio que se desarrolla en el tiempo y que es en ese proceso con un otro (el profesional), que se genera esa ayuda y transformación.

Como puedes ver la musicoterapia es un carrera que fusiona estas dos ramas, ambas igual de importantes para cumplir esos objetivos terapéuticos como dice la definición; y ambas de igual modo, requieren de aprendizaje, maduración y tiempo para asimilar cómo una desde su núcleo, puede complementarse y ser una herramienta potente para la otra.

Y ambas ponerse al servicio de la humanidad.

Ahora, luego de revisar estos dos conceptos, yo te pregunto y tu te respondes a tí mism@, con la mayor honestidad posible:

  1. ¿Crees que sabiendo tocar un instrumento, habiendo cursado un par de años la carrera de música, y teniendo grandes deseos de ayudar a otros, puedes ser musicoterapeuta?
  2. ¿Crees que porque tienes dotes artísticos, se te da bien hacer reír a la gente puedes ser musicoterapeuta?
  3. ¿Crees que porque cuando cantas llegas a la gente y ésta te dice cosas bonitas, puedes ser musicoterapeuta?

¡Pues es un comienzo EXCELENTE!

  • Es imprescindible para ser un terapeuta musical, que tengas conocimientos de música, manejes con soltura sus elementos y domines algunos cuantos instrumentos. Domines el canto, tu voz, tu cuerpo, y la danza.

  • Es imprescindible que las personas te importen y quieras ayudar. Esto es una fuerte motivación interna.

  • Es imprescindible que tengas dotes artísticos, sentido del humor y que sobre todo te rías de tí mismo@. En muchos espacios de trabajo, tendrás que hacer uso de tu sentido del humor, lo cual no significa que seas un monigote musical.

Y es un excelente comienzo, porque estos elementos te permitirán acceder a un mundo nuevo de conocimientos que tiene que ver con “COMO APLICAR LA MÚSICA DE FORMA TERAPÉUTICA”, dentro de entornos y de un sistema que está pensado y diseñado para la contención en todos los sentidos, de la persona o grupo, que está recibiendo la terapéutica.

Y este conocimiento te lo dará acceder a un proceso educativo, que según el País en el que te encuentres, tiene unos requisitos propios y unas condiciones para ser cumplidas. Por ejemplo en países como Argentina, la profesión del musicoterapeuta es una carrera Universitaria y se encuentra aparentemente más reconocida que aquí en España.

Si te interesa conocer algunas de las formaciones de musicoterapia,  en el siguiente enlace puedes ver algunos post con las Universidades que ofrecen estudiar musicoterapia como carrera, en España y Argentina, sobre todo.

Información recopilada y cedida por la revista online www.lamusicoterapia.com

Donde estudiar musicoterapia en España

3. La Musicoterapia en España:

El estudio de la musicoterapia en España, a día de hoy, sigue sin estar reglada por el Ministerio de Educación y Ciencia, por lo que la variedad de cursos de musicoterapia, y formaciones tipo Masters, es cada vez más amplia y diversa.

Y la modalidad de estudiar musicoterapia a distancia y de forma online, crece paulatinamente creando una competencia atroz y personalmente, opino que es desleal a la verdadera figura que se quiere ofrecer, como figura sanitaria y profesional.

Existe un solo caso de Máster Oficial en musicoterapia, el resto de Universidades ofrece titulaciones propias. (A excepción de que esto haya cambiado en este último mes y no estemos enterados de la novedad). En tal caso, pido disculpas por la desinformación. Simplemente, tampoco hay sistemas de comunicación debidamente coordinados y organizados.

Si a esta situación le sumamos que ahora se ofrecen titulaciones llamadas “oficiales” y que tienen el carácter de “Master de Musicoterapia a Distancia” o “Master de Musicoterapia Online” la tasa de profesionales sin prácticas reales es verdaderamente alta y alarmante. Mucho más alarmante aún, que se ocupen del cuidado emocional de otros, cuando ni siquiera conocen el manejo o gestión de las suyas propias.

4. Estudiar Musicoterapia Online o a Distancia:

Si vas a estudiar Musicoterapia online o a distancia, te sugiero que leas esto antes:

Muchas de mis alumn@s llegan a mis cursos de musicoterapia práctica (intensivos de verano), justamente porque se han puesto a estudiar musicoterapia online, y llegan a mi espacio, en búsqueda de orientación práctica.

¿Qué me plantean?: “... Es que no tengo ni idea de como aplicar esto ahora...”

Si realmente te interesa esta profesión, la vocación de ayuda a las personas es tu fuerte y “amas la música”, tienes que saber:

  • La musicoterapia se da entre personas. Allí radica el carácter de la terapia.
  • Tienes que adquirir destrezas y habilidades con el grupo o la persona, que sólo te dará el enfrentarte a ello y durante un proceso en el tiempo.
  • En muchos casos, trabajarás con la enfermedad y el sufrimiento de las personas, crees que aprenderás acerca de ello, detrás de un ordenador y viendo un vídeo?
  • Los profesores: ¿son musicoterapeutas titulados? Te podrán aportar verdaderas experiencias prácticas?
  • ¿Habrán pasado por un proceso terapéutico previo, supervisión, tutorías para afianzar sus técnicas de acompañamiento? 

Estos son algunos de los puntos que se me ocurren ahora mismo, es simplemente una guía para que desde tu perspectiva, puedas orientarte aún más en la búsqueda de la mejor opción de carrera para tí. Muchas veces, por ahorrar dinero, terminas pagando un precio mucho más alto. (Revisa ese concepto. :))

Ahora bien, si por los motivos que sean, te lanzas a estudiar musicoterapia en formato online,  asegúrate mínimamente que podrás adquirir prácticas y vivencias tanto individuales como grupales, dentro de diferentes entornos y que estarás debidamente supervisado por musicoterapeutas.

5. Sobre mis Cursos de Musicoterapia Práctica:

Mi mirada se enfoca al acompañamiento real y profesional, de personas que por el motivo que sean están atravesando momentos dolorosos y eso para mí es tan “importante y sagrado”, que me niego rotundamente a ofrecer servicios tipo Música Mágica Express

Otra cosa muy distinta, es que a través de la tecnología, vídeos, audios, libros, etc. puedas explicar una técnica concreta o proponer a los alumnos ejercicios de musicoterapia que luego revisarán en vivo y en directo, acompañados por la supervisión de un profesional cualificado, más la maduración propia que da el proceso y la continuidad.

Esta misma mirada la traslado también a todo tipo de cursos de musicoterapia a distancia. Es exactamente lo mismo. Por tal razón, como sugerencia posible, ya que estás en la búsqueda de una experiencia que te ayude a decidir sobre donde estudiar musicoterapia, es explorar en cursos prácticos y vivenciales en donde seas tú mism@ quien recibe los efectos de la música, sus beneficios, de profesionales que ya han pasado por el mismo camino que estás emprendiendo y entonces allí, quizás, puedas decidir con mayor claridad, certeza y orientación.

Por lo tanto, para todos aquell@s que me preguntan a diario sobre sí mis cursos intensivos de musicoterapia en Barcelona son online, desde ya, personalmente les digo que NO.

5. Otras opciones complementarias

Desde hace tiempo vengo escuchando y observando las necesidades de mis alumn@s y gracias a ell@s, he tenido la oportunidad de hacer posible la creación de  un método propio, basado puramente en el entrenamiento musical y también personal. 

Un trabajo 100% práctico, que sirve de complemento absolutamente a todos aquellos profesionales que utilizan o desean utilizar la música dentro de sus espacios de trabajo, sin necesariamente, entrar en materia terapéutica. Ya que para ello, hemos mencionado que es competencia de la carrera de musicoterapia.

Este método es la conjunción y puesta en marcha de mis años de trabajo como profesora de música, musicoterapeuta, publicista y ahora, terapeuta gestáltica.
No es más ni menos que la sistematización de mi cajita de herramientas propia, al servicio de quienes requieren de recursos verdaderos y buscan espacios de libertad creativa para poder expresarse. Y además, mira por donde, creces como persona. 🙂

“Um método basado en la práctica y la experiencia conjunta para crear y dinamizar entornos saludables a través de la música", y en donde podrás complementar perfectamente con tus otras profesiones o recursos innatos, sin necesidad de ejercer como terapéuta; dejando este espacio al profesional que verdaderamente se ha especializado.

En Conclusión:

1. La musicoterapia es una carrera que requiere compromiso y proceso en el tiempo y que se estudia en Universidades.

2. Decidir ser Terapeuta es una tarea de mucha responsabilidad y cuidado y también requiere un proceso madurativo y de estudio constante.

3. Ser buen músico, no te avala necesariamente para ser musicoterapeuta o educador.

4. Ser educador musical no significa que necesariamente seas musicoterapeuta.

5. Existen cursos de musicoterapia que pueden ayudarte a vivir y experimentar para luego decidir. Cursos experienciales que te orientan vocacionalmente.

6. Entre musicoterapia online y presencial, me quedo con la presencia, la vivencia y la experiencia.

7.  Si no quieres ser musicoterapeuta, existen otras formaciones complementarias, como en DMI Dinámica Musical Integrativa.

Espero que este aporte sirva para tu análisis. Creo que podría resultar sensato, frente a tanta paja en el corral.

Nota:

“Una persona sensata es aquella que no sólo dice la verdad de manera honesta y correctamente, si no que además se maneja en su vida de acuerdo al sentido común, no dejándose llevar por emociones incontrolables como el odio, la amargura, la pasión o la violencia, la envidia, la competitividad desleal, la riqueza desmedida, la vanidad, el orgullo, la arrogancia, la ansiedad, el abuso, falta de límites, la rebeldía ciega, el abandono”.

Follow

About the Author

Utilizo la música y sus elementos, (ritmo melodía y armonía), como herramientas creativas para fomentar la motivación,el trabajo en equipo y el autoconocimiento con el objetivo de restaurar, mejorar y conservar la salud y la higiene empresarial.